compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Hay quienes esperan con ansias este momento. Es la ocasión para demostrarle a la otra persona todo el amor del mundo. Encontrar a la otra mitad puede ser muy difícil, por lo que hay que esmerarse en una fecha tan especial. El 14 de febrero es el Día del Amor y la Amistad, ¿y también es el día de cuidar las finanzas personales? Ellas esperan una noche muy romántica y ellos hacer que sea inolvidable. Pero obviamente los regalos no se compran solos, las cenas en los restaurantes de la ciudad, ni hablar.
Se presentan diferentes aspectos de una relación amorosa que pueden hacer variar el día de San Valentín en una pareja. ¿Son novios que recién comienzan a salir? ¿Se trata de una pareja consolidada que viven juntos y hasta tienen hijos? ¿Ambos trabajan?
Por ello, te dejamos algunos tips que, sea cual sea tu situación, te ayudarán a cuidar tus finanzas personales. No le pongas precio al amor, organízate y vívelo al máximo con tu media naranja.
Muchos dicen que el 14 de febrero es un día comercial, y quizá tengan razón. De ti depende conocer tus límites financieros, aprender a planificar, compartir gastos, llevar nota de todo y ser creativo. No es imposible.

“Esto es lo que tenemos”: establecer límites
Si se trata de una pareja que lleva un tiempo saliendo o están casados, ya conocen la situación económica de cada quien. Así, se sabrá con claridad las finanzas personales del otro. En cierto punto es un alivio ya que los regalos, viajes o sorpresas estarán establecidos. No esperes grandes lujos, pero no por eso menos amor. La idea es pasar un grato momento. Aprender a aceptar los límites monetarios con los que cuentas es parte de una buena administración.

Cuidemos nuestro dinero: Planifiquemos
Una familia sabe cuál es su presupuesto mensual para cada cosa, pero deben recordar que febrero será especial. Aquí habrá otras obligaciones que deben tener anotadas.  Con la planificación se busca prever el gasto extraordinario que febrero traerá para los enamorados. Supongamos que la idea sea realizar un viaje. Es ideal haberlo planeado con antelación para que no haya contratiempos.Recuerda incluir en tu calendario otras fechas especiales como cumpleaños, aniversarios y cualquier otro momento.

Lo tuyo + mis finanzas personales = Lo nuestro
Lo ideal es que los gastos del “plan del amor” salgan del presupuesto familiar para no afectar las finanzas individuales. Claro que será subjetivo y cada caso es particular. Dependerá de los ingresos de las personas, pero si los gastos se pueden compartir, mejor aún. Al final de mes nadie verá perjudicado su bolsillo.

Anotar y anotar todo: organizar el presupuesto
Seguro sabes que desde pequeños nos han enseñado a hacer listas hasta para ir al supermercado. Eso sirve para no llegar a casa con muchas bolsas con compras que no eran necesarias. Bueno, lo mismo ocurre con los ingresos y gastos de una persona. Seguro eres de los que piensa “me voy a acordar, no es necesario que lo deje anotado”. Ese es el primer error. Cada vez se realizan más y más actividades por lo que es común que algo se pase por alto. Si llevan un registro con   ingresos y gastos estarás más preparado para saber cuánto destinar para el momento más romántico del año.

Ante la falta de dinero, ser creativo es la premisa
No todo es dinero en esta vida. Nadie más que tú conoce a tu pareja. Sabes que existen detalles que no necesariamente te harán salir del presupuesto mensual y sumará muchos puntos a tu relación. No idealices con cosas que no podrás llevar a cabo, piensa en lo simple, en lo cotidiano, en eso que hará un momento inolvidable para siempre.

 

Por: DDM STAFF / [email protected]