Con el objetivo de prevenir accidentes durante las peregrinaciones religiosas, de grupos de personas que parten o pasan por Morelos, rumbo a la Ciudad de México, la Coordinación Estatal de Protección Civil Morelos (CEPCM) emitió una lista de recomendaciones a la población.

 

En un comunicado, el titular de la CEPCM, Francisco Javier Bermúdez Alarcón, indicó que los conductores de vehículos que a su paso encuentren estas caravanas de peregrinos, gremios o ciclistas en la carretera o ciudad, deberán respetar el carril donde vaya dicha peregrinación, conservar la calma y tomar vías alternas.

A las personas que van a realizar trayectos en caravanas, se les recomienda llevar un vehículo guía y retaguardia con luces preventivas y torreta color amarillo, además de sirena y sobre todo no manejar cansados.

Los peregrinos que transporten antorchas y corran durante el trayecto de la peregrinación deben portar chaleco naranja o verde con cintas reflejantes y no dejar solo al corredor en ningún momento.

 

Bermúdez Alarcón manifestó que se debe manejar de forma responsable la antorcha, por ejemplo, no dejarla en el suelo a la orilla de la carretera o cerca de materiales flamables, pues podría ocasionar un incendio.

Entre otras recomendaciones, pidió no detener la caravana en curva, si  se detienen sobre la carretera, colocar señalización a 45 metros de distancia y llevar consigo herramienta necesaria para las reparaciones que se requieran durante la caravana.

Agregó que en el caso de grupos de ciclistas, todas las bicicletas deben portar luces al frente y en la parte posterior tipo led o reflejantes y de igual forma, los ciclistas deben usar chalecos con cinta reflejante.

 

Javier Bermúdez indicó que si se transportan líquidos flamables o combustible, deberá ser en recipientes de seguridad, también sugirió no transportar personas sobre las redilas del transporte, no permitir a niñas y niños, o adultos mayores el traslado de antorcha o símbolos para evitar lesiones o cansancio.

Destacó que durante la noche o madrugada, si la temperatura disminuye, es aconsejable permanecer abrigados para evitar enfermedades respiratorias.