compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Las direcciones municipales de Derechos Humanos no deben depender de ninguna regiduría, por lo que el coordinador del grupo parlamentario de los diputados de Nueva Alianza, Francisco Santillán Arredondo, propuso ayer al Pleno Legislativo reformar la Ley Orgánica Municipal, para darle autonomía a esas áreas en la estructura municipal, además de profesionalizarla.
El diputado aliancista argumentó que el objetivo de esta reforma es que el gobierno municipal, como la base de la administración pública, sea ejemplo del cumplimiento del respeto y reconocimiento de los derechos humanos de los ciudadanos.
Santillán Arredondo señaló que al no estar vinculadas con una regiduría, como en muchos municipios lo están, las direcciones de Derechos Humanos no se verán contaminadas por intereses partidistas que representan los regidores a cargo que, en no pocas ocasiones, designan a sus allegados a pesar de que no cuenten con ninguna experiencia en derechos humanos .
El legislador propuso derogar y adicionar a la ley referida para dar independencia a la Dirección de Derechos Humanos y normar su funcionamiento, desde el proceso de designación de su titular, el cual deberá contar con trayectoria en la materia, además de acreditar estudios profesionales en derecho, preferentemente para cumplir con la protección, respeto, vigilancia, prevención, observancia, promoción, defensa, estudio y divulgación de los derechos humanos.

Observar. El diputado Francisco Santillán propuso profesionalizar la defensa de derechos humanos en municipios.

Varía
En el caso del Ayuntamiento capitalino, el jefe inmediato del director de Derechos Humanos, es el subsecretario de Gobierno.

Por:  ANTONIETA SÁNCHEZ /   [email protected]