CUERNAVACA, MORELOS.- Jesús Escamilla Casarrubias, diputado por el Partido Humanista, anunció que próximamente promoverá una reforma al Código Penal para que se castigue con cárcel la divulgación de videos íntimos en redes sociales con la intención de desacreditar ante la comunidad a las personas.
En rueda de prensa, en la que el legislador estuvo acompañado de su equipo de asesores, dijo que es necesario adicionar un artículo al Capítulo I del Título Sexto del Código Penal.
Precisó que la publicación sin autorización de videos o fotografías, tomadas en el ámbito de la comunicación privada de la pareja, en cualquier red social, debe juzgarse como “delito contra la intimidad personal o familiar”.
El diputado afirmó que en los últimos años, con el aumento del uso de las redes sociales y la ampliación de estos nuevos sistemas de comunicación, con más modalidades, también ha crecido la incidencia de violaciones a la intimidad.
No es común, dijo, que las parejas de hoy acepten tomarse videos o imágenes cuando están en la intimidad, y que éstos se vuelvan una herramienta para la venganza cuando la relación se rompe.
La circulación videos comprometedores en internet causa una grave afectación a las personas porque quedan expuestas ante la sociedad, con un efecto negativo en varios sentidos, desde anímico, familiar, social y laboral, señaló el legislador.
Escamilla Casarrubias propone que la acción deliberada de usar grabaciones personales e íntimas con el afán de afectar a alguien debe castigarse con cárcel.
Propondrá que se agregue el artículo 150 Bis para establecer que se aplicarán penas de hasta cinco años “a quien haciendo uso de una red de internet, o sin la utilización de está, divulgue por cualquier vía, contenido obsceno o de carácter sexual en perjuicio de quien aparezca en el mismo”. 

Normatividad vigente
Actualmente el Código Penal sanciona los delitos contra la intimidad personal o familiar con el siguiente artículo:

150.- Se impondrán de seis meses a cuatro años de prisión, a quien sin consentimiento de otro o sin autorización judicial, en su caso, y para conocer asuntos relacionados con la intimidad de aquél:
I. Se apodere de documentos u objetos de cualquier clase;
II. Reproduzca dichos documentos u objetos; o
III. Utilice medios técnicos para escuchar, observar, transmitir, grabar o reproducir la imagen o el sonido.
 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...