compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Después de tres años, los resultados del programa integral con el que el DIF Morelos atiende a la población de la tercera edad son tangibles.
Los adultos mayores se han apropiado de los espacios y actividades dirigidas a ellos y están dispuestos a reclamar su continuidad.
Una de estas actividades es la función mensual de cine gratis en la sala principal del Cine Morelos, a la que puntualmente acuden más de doscientas personas.
El número de asistentes está en crecimiento porque, habituados a estar en contacto con el séptimo arte, los abuelos hacen extensiva la invitación a sus hijos, nietos, allegados y amigos.
Así, se los ve llegar cada viernes, último de mes, antes de las 12:00  horas, dijo Celia Ramírez Posadas, jefa del Departamento de Centros Gerontológicos y Casa de Día de Cuautla del DIF Morelos.
La funcionaria explicó que la función es parte de un programa desarrollado desde hace tres años de manera permanente.
“Consideramos que la recreación es parte de los derechos de las personas mayores, que cuenten con un espacio en el que se diviertan, socialicen y pasen un rato ameno con sus pares”, explicó.
Agregó que cualquier persona puede acceder a la actividad y eso ha implicado la participación de niños y adolescentes, lo que ha provocado una cadena de comunicación intergeneracional, en beneficio de los adultos.
El cine, dijo, ha funcionado en esta experiencia, de catalizador de la comunicación de los abuelos con sus nietos, especialmente con los que son adolescentes.
Este mes la función se adelantó una semana por cuestiones de organización, pero eso no impidió la asistencia, pues el DIF notifica de la programación a través de sus diferentes canales de comunicación con la población adulta.
La película que se selecciona es una provocación para la comunicación cotidiana entre generaciones, abundó. Ayer se proyectó “El bolero de Raquel”, con Mario Moreno “Cantinflas”.
El próximo mes el DIF prepara un programa especial por el Día Mundial del Adulto Mayor. El reto, dijo Celia Ramírez, es que el ejercicio se replique en los municipios.

Cada mes. Las funciones de cine han beneficiado a las personas de la tercera edad por la comunicación que generan con las nuevas generaciones.

"Entre más se conoce el programa, más público, y más apropiamiento del espacio.” Celia Ramírez Posadas, de Centros Gerontológicos

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  antonieta.sanchez@diariodemorelos.com