compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM) trabaja con el programa Mamá Canguro que ayuda a los bebés que nacen prematuros; éste ya se aplica en el Hospital de la Mujer.

El 17 de noviembre de cada año se conmemora el Día Internacional del Niño Prematura fecha en la que autoridades de salud aprovechan para llevar a cabo diversas acciones con el fin de concientizar a la población sobre el tema, ya que es la principal causa de mortalidad neonatal y la segunda causa de muerte infantil en todo el mundo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que cada año 15 millones de bebés nacen prematuros, es decir nacieron antes de las 37 semanas de gestación.

En Morelos, el HNAM recibe cada año alrededor de 100 niños con diagnóstico de prematurez, de los cuales 75 son ingresados a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN). 

Para tener una mayor efectividad se ha adoptado el Programa Mamá Canguro, para el que personal médico y de enfermeria establece un vínculo encaminado a fortalecer la comunicación y la relación con los padres, ya que los bebés prematuros permanecen internados durante semanas o meses.

El programa consiste en que la mamá, el papá o algún familiar tengan consigo al bebé todo el tiempo, cerca de su cuerpo, como lo hacen los canguros, este vínculo permite al recién nacido crecer y, se ha comprobado, que su recuperación es mayor, lo cual va de la mano con los cuidados del personal del hospital.

Durante su estancia en el hospital los familiares de los pequeños son capacitados para que al ser dados de alta continúen con este programa, además de darles todos los cuidados que requieren los pequeños.

Los especialistas consideran que no es una tarea sencilla, pero se ha descubierto que el amor de los padres, el contacto físico, es lo que permite a los pequeños salir adelante logrando mayores índices de sobrevivencia.

Por ello, dicen, la importancia de promover los cuidados entre las madres embarazadas y concientizar en la importancia de apoyar a los bebés prematuros y a sus familias.

Por: Marcela García
[email protected]