La Secretaría de Salud Federal  emitió un acuerdo por el que se prohíbe la incineración de cuerpos no identificados e identificados no reclamados, cuya causa de defunción se presuma sea por COVID-19.

Lo anterior es parte del acuerdo que se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), por parte de la Secretaría de Salud Federal tras las constantes inquietudes que se han presentado en los últimos días en todo el país, respecto a personas fallecidas por el nuevo coronavirus.

El documento señala que está prohibida la incineración de cuerpos que no estén identificados  y que hayan sido identificados pero no reclamados, a consecuencia  del virus SARS-CoV2 (COVID-19).

La prohibición se extiende a todo el país, y el documento es para las autoridades de todos los órdenes de gobierno,  así como para cualquier institución, pública o privada, que tenga a su cargo el manejo de cadáveres. También señala que no se permite inhumar los cuerpos no identificados, o identificados pero no reclamados, en las fosas comunes existentes.

Se detalla que las autoridades e instituciones deben depositar los cadáveres de los supuestos anteriores o tumbas individuales o fosas específicas para casos confirmados o sospechosos de COVID-19. 

Además, en el caso de los cuerpos sospechosos o confirmados de COVID-19, no se podrá realizar una exhumación antes de 180 días a partir de la fecha en la que se haya inhumado.

Exhorto a estados

El acuerdo exhorta a las entidades federativas y gobiernos municipales a agilizar los trámites en la entrega de certificados de defunción, principalmente de las muertes ocasionadas por COVID-19.

Así como a coordinarse directamente con hospitales para facilitar el registro  y los trámites requeridos para la disposición final de las personas fallecidas, y capturar de inmediato los registros de defunción en la Base de Datos Nacional de los Registros Civiles. 

 

Marcela García

marcela.garcia@diariodemorelos.com