María Graciela Mercado Saravia, profesora del jardín de niños “Juventino Muñoz”, en Yautepec, es una Maestra de Excelencia, ya que resultó destacada en la pasada evaluación de Desempeño Docente; su meta es que los beneficiados de la Reforma Educativa sean principalmente los alumnos.
La docente, egresada de la Normal Urbana Federal Cuautla en 2006, declaró cómo es su experiencia en el tema de la nueva reforma, además de los retos de la educación en el estado.

“Una de las bondades de la Reforma Educativa es que cuando egresé, en ese mismo julio, empecé a buscar trabajo y se abrió uno de los primeros exámenes de oposición, por lo que participé y fue de esta forma en la que obtuve mi primer plaza dentro del sistema educativo”, recordó con añoranza.

Relató que ha participado en los procesos de evaluación de manera constante, a veces de manera obligatoria y otras de forma voluntaria, pero que esto ha ayudado para conocer sus fortalezas y debilidades, así como retos a superar.
“Para la evaluación me preparé con maestros que también estaban en esa parte del proceso. Hicimos círculos de estudio, al igual que tomando cursos personales, algunos pagados por mí, en los cuales me daban referentes para afrontar este proceso de evaluación”, explicó.
María Graciela resaltó que en Morelos los maestros son comprometidos, les gusta prepararse y estar en trayecto formativo. “Los maestros no nos negamos a ser capacitados ni a estar en constante mejora para que se vea reflejada en nuestros alumnos”.
La Maestra de Excelencia fue muy puntual al manifestar que de nada sirven los cambios en programas y evaluaciones, si ello no recae en los niños, pues afirmó que eso es lo más importante; “que el beneficio real sea para los alumnos, para ellos trabajamos”, finalizó.

La Maestra de Excelencia considera que de nada sirven los cambios en programas y evaluaciones, si ello no recae en los niños, pues a su parecer el beneficio real es para los alumnos porque para ellos trabajan.

"Gracias a la Reforma entré en el servicio profesional, pues (antes) si no tenía familiares maestros (no lo lograría), pero mi deseo era ser educadora.” María Graciela Mercado Saravia, profesora de preescolar.

2006 año cuando egresó de la Normal y logró una plaza por examen de oposición

Por Guillermo Tapia/DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...