La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró y liberó a 71 ejemplares de vida silvestre, derivado de diversas acciones coordinadas de inspección con los gobiernos estatal y municipal de Tepalcingo y Amacuzac, en el estado de Morelos.
 
En una primera acción la Comisión Estatal de Seguridad Pública de Tepalcingo localizó 66 aves que eran transportadas en un vehículo particular en la carretera Tepalcingo-Huitchila, tales como: 16 ejemplares de Azulito (Passerina cyanea), 10 Gorriones mexicanos (Carpodacus mexicanus), 4 ejemplares de Picogrueso (Pheucticus ludovicianus), 20 Semillerito (Sporophila torqueola), 6 Bolsero (Icterus cucullatus), 5 Picogrueso azul (Guiraca caerulea), 1 ejemplar de Cuitlacoche (Toxostoma curvirostre), 4 Picogrueso pechicafé (Pheucticus melanocephalus) y un ejemplar Primavera (Turdus rufopalliatus).
 
Una vez informando a  PROFEPA, se constató que el conductor del vehículo no acreditó contar con la documentación para demostrar la legal procedencia de las aves.
 
Toda vez que los ejemplares presentaban un alto grado de estrés por el hacinamiento en que eran transportados, así como lesiones ligeras en los costados de su pico; que fueron liberados de inmediato en el Ejido de Amacuzac, en un ecosistema de selva baja caducifolia, dentro del Área Natural Protegida (ANP) Reserva de la Biosfera Sierra de Huautla.
 
Es preciso señalar que derivado del aseguramiento de las aves, se instauró procedimiento administrativo al inspeccionado, por   poseer ejemplares, partes o derivados de vida silvestre sin contar con los documentos para acreditar la legal procedencia  y por  realizar actos que contravengan su trato digno y respetuoso, sancionado por la Ley General de Vida Silvestre (LGVS) con multa que va de 50 a 50,000 Unidades de Medida y Actualización vigentes.
 
En otra acción realizada en coordinación con Protección Civil estatal y Bomberos de Amacuzac, se aseguraron: un Tlacuache (Didelphis virginiana), un Cacomixtle (Bassariscus astutus), una Iguana espinosa mexicana (Ctenosaura pectinata) y un ejemplar de Tilcuate o Mazacuata (Pituophis lineaticollis).
 
Los cuatro ejemplares de vida silvestre fueron liberados en la zona forestal del Ejido de Yautepec, donde existen poblaciones sanas de acuerdo a su especie, así como un ejemplar de Boa constrictora o Mazacuata (Boa constrictor) que fue retornado a su hábitat natural en el Municipio de Amacuzac.

TAGS EN ESTA NOTA: