compartir en:

Tepic.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ejecutó la destrucción de 826 subproductos de ejemplares de especies de vida silvestre, decomisados como resultado del combate al tráfico ilegal de vida silvestre en el estado de Nayarit.

Los subproductos de vida silvestre destruidos consistían en modelos disecados o taxidermias de Tejón o Coatí (Nasua narica), Ocelote o Tigrillo (Leopardus pardalis) y tortugas jicoteas (Trachemys scripta), además de 32 recortes y partes de piel de reptiles de especies como iguana, víboras de cascabel y cocodrilo, entre otras.

Aunado a esos productos fueron incineradas también 789 figuras talladas de madera, de la especie Palo Fierro (Olneya tesota), la cual se encuentra listada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, como especie Sujeta a Protección Especial (Pr), mismas que provenían de Sonora y pretendían ser vendidas de manera ilegal en tiendas de artesanías del estado.

La destrucción de las 826 piezas de vida silvestre, obedece a la disposición final de bienes decomisados por esta autoridad en distintos procedimientos administrativos y causas penales integradas; su destrucción se realiza por el método de incineración en un horno industrial de la ciudad de Tepic, en Nayarit.

En un comunicado, la dependencia federal recoró que el tráfico ilegal de vida silvestre comprende la apropiación, comercialización, explotación o tenencia de ejemplares, productos o subproductos de fauna y flora silvestres, en contravención de las leyes y tratados nacionales e internacionales.

Esta actividad delictiva es considerada como la cuarta más importante en todo el mundo, después del narcotráfico, la falsificación y el tráfico de personas, colocando en estatus de riesgo de extinción a 2,606 especies nativas de México.

Como parte de la estrategia para combatir el tráfico ilegal de especies de vida silvestre, la Profepa realiza acciones sustantivas de aplicación de la ley, tendientes a detener la extracción, el transporte y tráfico ilegal.