Huitzilac, Morelos.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró precautoriamente 7.7 metros cúbicos de madera motoaserrada de pino (Pinus sp), que era transportada ilegalmente de la comunidad El Capulín, Estado de México, hacia la Ciudad de México.

En un comunicado, la dependencia indicó que se trata de 94 piezas de madera motoaserrada de pino en estado físico verde, recién elaborada, en presentación de cuadrados, tablones y vigas.

Inspectores federales de la Profepa detectaron un cargamento de madera ilegal proveniente de la comunidad El Capulín, el cual era movilizado en una camioneta marca Ford, serie F-450, con redilas altas, 4.5 toneladas de capacidad y con destino a la capital del país.

Lo anterior al implementar un operativo de manera coordinada con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Gendarmería Misión Ambiental de la Policía Federal, en las inmediaciones de la comunidad de Fierro del Toro, municipio de Huitzilac, sobre la carretera local Fierro del Toro-El Capulín, dentro de la Fracción I del Corredor Biológico Chichinautzin.

Indicó que la dependencia realizó la identificación y cálculo volumétrico de las materias primas forestales afectadas, determinando que se trataba de 94 piezas de madera que en conjunto arrojaron un volumen total aproximado de 7.7 metros cúbicos.

Inspectores federales solicitaron al responsable que mostrara la documentación para amparar la legal procedencia del recurso maderable, así como la autorización para llevar a cabo el Aprovechamiento de Recursos Forestales Maderables en la zona, emitida por Semarnat; mismos que no fueron exhibidos.

Por ello, la Procuraduría aseguró precautoriamente la madera y puso a disposición del Ministerio Público de la Federación (MPF) el vehículo donde se transportaba el recurso maderable, así como a uno de los transportistas que se logró localizar después de que él y su compañero escaparan.

De acuerdo con el Artículo 419 del Código penal Federal, a quien ilícitamente transporte, comercie, acopie, almacene o transforme madera en rollo, astillas, carbón vegetal, así como cualquier otro recurso maderable, o tierra procedente de suelos forestales en cantidades superiores a cuatro metros cúbicos o, en su equivalente en madera aserrada, se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y de trescientos a tres mil días multa.

La pena privativa de la libertad a la que se hace referencia en el párrafo anterior se incrementará hasta en tres años más de prisión y la pena económica hasta en mil días multa, cuando los recursos forestales maderables provengan de un área natural protegida.

Cabe mencionar que el aseguramiento se realizó dentro de la fracción I del Área de Protección de Flora y Fauna Silvestres denominada Corredor Biológico Chichinautzin, una de las cinco Áreas Naturales Protegidas de competencia de la Federación en esta entidad.

 

 

 

 

 

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...