compartir en:

A 25 años de prisión y 400 mil pesos de reparación del daño, fue sentenciado Miguel Ascencio Serrano, por el delito de violación agravada, luego de que el 18 de enero del 2010 abusara sexualmente de su hija, cuando se encontraba sola bajo su cuidado en el poblado de Coahuixtla, en Ayala.