Roma.-El futbolista brasileño Robson de Suoza Santos, mejor conocido como Robinho, exjugador del equipo italiano Milán, fue sentenciado ayer a nueve años de cárcel por violencia sexual.
El deportista fue acusado de haber participado en la violación de una joven albanesa el 22 de enero de 2013 en una discoteca de Milán.
Robinho fue declarado culpable de haber agredido a la mujer, que entonces tenía 22 años de edad, al lado de otros cinco brasileños.