compartir en:

A 30 años de prisión y 322 mil 376 pesos de reparación del daño fue sentenciado Uriel Rosas Ferrer, por el delito de feminicidio en agravio de su pareja sentimental, luego de que el 12 de octubre del 2014 asfixiara a su mujer, tras discutir con ella y golpearla, cuando se encontraban en su casa en Tultitlán, Estado de México, para posteriormente tirar el cadáver en el libramiento de Axochiapan.