México.- La visita del primer ministro canadiense Justin Trudeau concluyó la tarde de este viernes, luego de desahogar una amplia agenda política y social donde reforzó el estrecho vínculo entre Canadá y México.

La primera visita a este país por parte del mandatario canadiense fue una oportunidad para enfatizar el compromiso de ambos países con un Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) modernizado que beneficie a canadienses, mexicanos y estadunidenses por igual.

El primer ministro Trudeau arribó a la Ciudad de México la mañana del jueves y comenzó su visita colocando una ofrenda floral en el monumento a los Niños Héroes, para honrar a los jóvenes que sacrificaron sus vidas en una lucha heroica contra las fuerzas extranjeras.

Posterior a ello el primer ministro Trudeau se reunió con el presidente de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga Cárdenas, y con voluntarios de la institución, quienes dieron a conocer los esfuerzos de ayuda para auxiliar a las víctimas de los recientes sismos en el país.

Así, junto con su esposa se unieron a empaquetar alimentos para los damnificados de dichos movimiento telúricos.

Por la tarde del 12 de octubre participó en una mesa redonda de la sociedad civil con representantes de organizaciones no gubernamentales sobre la situación de los derechos humanos en México, en particular con respecto a la libertad de expresión, la violencia contra la mujer y los riesgos contra periodistas y defensores de los derechos humanos.

Posterior a ello Trudeau se encontró con el presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional, donde en conjunto destacaron la importancia de fortalecer los lazos económicos entre Canadá y México.

Asimismo el primer ministro expresó sus profundas condolencias por la pérdida de vidas después de los dos sismos y el huracán Katia que golpeó a México en septiembre.

A su vez, agradeció al presidente mexicano por el apoyo cuando los incendios forestales devastaron partes de Canadá.

Por la noche del jueves se realizó una cena en honor de la visita del primer ministro canadiense, donde estuvieron las comitivas del país de la hoja de maple, así como funcionarios del gobierno mexicano.

Por la mañana del viernes Trudeau se dirigió al Senado, donde emitió un discurso ante senadores en el cual subrayó la importancia del comercio progresivo y la modernización del TLCAN en beneficio de los tres socios: Canadá, México y Estados Unidos.

También enfatizó que Canadá y México reconocen la urgencia de luchar contra el cambio climático y que no se puede dejar para las próximas generaciones para resolverlo, además de la importancia de que México mejore los salarios y condiciones laborales de los trabajadores.

"Canadá y México no sólo son socios fuertes, somos amigos íntimos que compartimos objetivos comunes y trabajamos hombro con hombro para avanzar en ellos. Desde la lucha contra el cambio climático hasta la construcción de economías que funcionan para todos, estamos unidos en nuestro deseo de un futuro mejor”, dijo.

Agregó que a medida que avancen las renegociaciones del TLCAN “confío en que, con nuestros socios estadunidenses, podamos llegar a un acuerdo que sea beneficioso para todos y para las personas de los tres países".

Por su parte Sophie Grégoire Trudeau se reunió con directivos de organizaciones de la sociedad civil en pro de los derechos de la mujer en México, donde se habló de los retos que enfrenta México en materia de derechos humanos para niñas y mujeres.

El primer ministro Justin Trudeau fue acompañado por su esposa, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el ministro de Comercio Internacional, François-Phillippe Champagne.