compartir en:

Gasolineras de la capital comenzaron a tener mayor afluencia de clientes, ante el anuncio del aumento al combustible que entrará en vigor en los primeros minutos del domingo.

En algunas, se ven mantas colocadas por los trabajadores de las bombas despachadoras, quienes también se oponen al aumento en los precios.

En una gasolinera ubicada en Plan de Ayala, uno de los trabajadores aseguró que la mayoría de automovilistas está llenando su tanque, en previsión al aumento anunciado.

Asimismo, han asegurado que la mayoría cerrarán a las 21:00 horas del sábado, así que recomiendan ir a cargar temprano para a abastecerse y que les respeten el precio.

En otras gasolineras ubicadas en Civac y Domingo Diez ya se ha dado desbasto, en especial en la Premium.