Cuernavaca, MORELOS.- Ahora sí, restauranteros analizan hacer ajustes a sus cartas de entre 2 y 7 por ciento, tras el nuevo amento que tendrán los energéticos, gasolinas y energía eléctrica, a partir de mañana primero de septiembre.
Empresarios del ramo y representantes del sector dijeron que es insostenible mantener los mismos precios al consumidor final, ante el embate que tiene para los negocios la política económica del gobierno federal.
El vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Ángel Adame Jiménez, señaló que el alza al precio de los energéticos tendrá un impacto negativo en la operación de los negocios.
Indicó que los restauranteros buscaron absorber los más recientes aumentos con la esperanza de que fueran los últimos, pero ante el anuncio de que mañana se registrará otro incremento, empezarán a buscar alternativas.
“Como sector gastronómico hemos buscado absorber el gasto de los negocios, inclusive, minimizando la utilidad, pero hoy, ante estos incrementos, hay que revisar si hacemos un ajuste a los precios que manejamos al consumidor”, precisó.
El también consejero nacional de la Canirac agregó que esta postura también ya es analizada por los empresarios concatenados al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).
“Estos aumentos que suman en la operación de los negocios, definitivamente tienen un impacto negativo que ya no puede soslayarse”, afirmó.
Señaló que un ajuste a los precios finales que se dan al consumidor permitirá mantener la planta productiva y los negocios.
El ejercicio será en lo individual, de acuerdo a las circunstancias de cada negocio, dijo.
“Dentro de la política de cada negocio, ya se revisan los precios de las cartas, que podrían sufrir un ajuste de entre 2 y 7 por ciento”, planteó el representante del sector gastronómico en Cuernavaca.

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...