compartir en:

La Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) planteó la posibilidad de que las viviendas que se encuentran en situación de deterioro o abandono sean destinadas a familias de migrantes de los estados de Morelos, Puebla y Zacatecas.
De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existen aproximadamente cinco millones de viviendas en condición de abandono; sin embargo, se sabe que muchas de ellas no precisamente están abandonadas, sino que no se encuentran habitadas.
En reunión con los diputados integrantes de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diptuados, el subsecretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Juan Carlos Lastiri, dijo que el Gobierno federal analizará junto con los gobiernos municipales y estatales hacer un estudio específico para determinar la razón por la cual no se han habitado las viviendas abandonadas.
Después de esto se pretende que estas casas, una vez rescatadas, puedan ser utilizadas por familias que demuestren que tienen necesidad, como jóvenes, adultos mayores, madres solteras o familias de migrantes.
“Como parte de la política laboral, se respalda un programa para apoyar a migrantes en los estados de Zacatecas, Puebla y Morelos, así como esquemas y soluciones de vivienda para familias, jóvenes y mujeres del programa de inclusión social Prospera”, externó Juan Carlos Lastiri Quirós.
Señaló que en mejoramiento de vivienda, la Sedatu dispuso destinar cuatro mil millones de pesos, que se utilizarán en la construcción de un cuarto extra en las viviendas, por lo que se pretende edificar más de 100 mil cuartos adicionales.