Desde diciembre del año pasado, el presidente Donald Trump eligió a tres destacados empresarios estadounidenses a fin de conformar un foro de líderes de negocios que lo asesoren en materia económica.

Uno de estos líderes es el presidente ejecutivo de Uber, Travis Kalanick, sin embargo el empresario decidió no ser parte del grupo asesor económico del mandatario.

Kalanick habló con el presidente Trump con respecto al decreto migratorio que firmó, el cual considera negativo para Uber como para la comunidad usuaria.

Asimismo, el presidente de la empresa le dijo al funcionario que no podría formar parte de su grupo asesor.

Del mismo modo, Kalanick dijo que Uber brindará apoyo a todos los conductores afectados por el decreto migratorio, para lo cual creó un fondo de defensa legal por tres millones de dólares.

De todos modos, Uber recibió varias críticas de quienes consideraron que fue suficientemente contundente en su repudio, y el hashtag #DeleteUber se viralizó en redes sociales luego de que la empresa ofreciera precios más bajos durante una huelga de taxistas en repudio al veto inmigratorio, pues muchos lo interpretaron como una forma de romper con la huelga y obtener ganancias de ello.

La compañía no tardó en negar las acusaciones, y pronto el presidente ejecutivo dejó clara su postura al renunciar al consejo de Trump.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...