compartir en:

Este jueves se presentó de manera oficial la primera marca mexicana de gasolineras, llamada Octanfuel, y que arrancará en breve con más de 700 sucursales en el sureste del país.

En entrevista con el diario El Financiero, el presidente de la Unión de Gasolineras de Veracruz y directivo de la nueva firma, Gilberto Bravo Torra, aseguró que buscarán posicionarse como una opción frente a marcas extranjeras que arribarán al país en los próximos meses.

“La franquicia se va a llamar Octanfuel y estamos en cinco estados de la República y tenemos ya más de 700 afiliados y el gasolinero va a poder decidir si quiere Octanfuel, si quiere Pemex o la franquicia que quiera, (…) la primera franquicia mexicana y que nace en el del sur-sudeste del país”, indicó el empresario.

En un inicio, las sucursales se ubicarán en los estados de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Tabasco y Veracruz.

Una de las novedades en este esquema es que los franquicitarios podrán adquirir el combustible con el distribuidor que deseen, pero estarán agrupadas bajo la misma imagen. Así, podrán surtirse con Petróleos Mexicanos, pero la empresa estatal deberá hacer una buena oferta, o recurrirá a algún extranjero.

“Podemos utilizar el producto si nos da una buena oferta de negocios Petróleos Mexicanos le compraremos como una opción viable y si no buscaremos nosotros cual es la mejor opción y el mejor precio del combustible para que el público consumidor sea el más beneficiado”, remató Bravo Torra.