compartir en:

En un intento por saciar la curiosidad de cómo se vería un iPhone 7 si se hubiera diseñado en los años ochenta, la compañia especializada en la personalización de smartphones, consolas de videojuegos e incluso laptops, presentó un modelo de iPhone con los colores y diseño de la computadora Macintosh de Apple. 

El aparato fue hecho de forma artesanal y se utilizó pintura impresa sobre el smartphone, lo que elevó su costo a aproximadamente mil 899 dólares. En cuanto a sus funciones, éstas son las mismas que las de cualquier otro iPhone 7 que se encuentra en el mercado.

De acuerdo con la compañía que hizo el diseño realidad, el Iphone que se eligió fue el de 256 GB de memoria. También informaron que habrá una producción muy limitada donde los primeros 25 equipos lucirán una exclusiva cerigrafía junto con el número de serie para identificar su originalidad.