compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El Congreso prepara otra reforma “integral” a su Ley Orgánica y su Reglamento que permitirá a la mayoría aprobar los asuntos relevantes, aún sin el consenso de la oposición o las minorías.
El principal objetivo de la iniciativa es modificar las facultades de la Junta Política y de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos, con la finalidad de que los asuntos en los que no hay consenso sean aprobados con votación absoluta, en lugar de votación calificada; esto es, con el 50 por ciento más uno, y no de las dos terceras partes de los integrantes, en voto ponderado de los coordinadores de grupos y fracciones parlamentarias.
De esa manera, los opositores no podrán frenar los temas, con su voto en contra o si hacen vacío a las reuniones; pero además, la reforma plantea que si un diputado no está de acuerdo con el sentido del voto de su coordinador, podrá presentar su voto particular.
Otro objetivo de la enmienda, presentada por Enrique Laffitte Bretón (PRD), es impedir que durante los tres meses de campaña electoral se hagan movimientos a la nómina del Congreso, con altas o bajas.
Aunque la iniciativa argumenta que se busca evitar que el personal de confianza sea empleado en las campañas, la medida deja sin margen de maniobra a los diputados suplentes que sean llamados para cubrir la licencia de los diputados propietarios que se separen del cargo para buscar ser miembros de un ayuntamiento.
La propuesta incluye la modernización del proceso legislativo, con el reconocimiento del correo electrónico como vía legal para enviar información oficial, como iniciativas.

Iniciativa. La iniciativa que fue turnada a la Comisión de Puntos Constitucionales da amplio margen de maniobra  al 50 más uno para aprobar iniciativas.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]