“Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y en polvo volverás”, cita el texto del Génesis 3:19 que es utilizado al momento de la imposición de ceniza.
Para la comunidad católica, el Miércoles de Ceniza es una fecha destacada porque es el inicio de la Cuaresma, que son 40 días de ayuno y abstinencia y que anteceden a la Semana Santa.
De acuerdo con la tradición católica, la imposición de ceniza es una fecha que recuerda la muerte e invita a la reflexión de que todo lo material, al igual que la vida, se acaba. 
Además, es el inicio de la Cuaresma que es un tiempo de reflexión que permite la conversión del ser humano para ser mejor cada día.
Miles de personas acudieron a las más de 100 parroquias que existen en Morelos para recibir la ceniza. 
Desde muy temprano, los templos católicos abrieron sus puertas para recibir a los feligreses, provenientes de las diferentes colonias de la capital.
La mayor concentración de personas se registró después de las 15:00 horas, al salir de las escuelas y de centros de trabajo, por lo que la mayoría de las iglesias se mantuvieran abiertas hasta las nueve de la noche, para que nadie se quedara sin la ceniza.
La ceniza la reciben niños y adultos por igual, mientras que el ayuno aplica para personas mayores de 18 años y menores de 60 años, se realiza el Miércoles de Ceniza y durante todo este periodo, además los viernes de cada semana se pide se abstengan de comer carne.
Los encargados de las iglesias explicaron que la ceniza que se usa este día se obtiene al quemar los ramos que el año pasado se bendijeron.
Muchas familias guardan los ramos o las palmas y los llevan a la parroquia los días previos.
No hace falta ser católico para que impongan la ceniza. 
En este sentido, se trata de un día de “puertas abiertas”, por lo que si es creyente o no, niño, adolescente, adulto, persona de la tercera edad, quien sea, puede recibirla. i

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...