compartir en:

 

 

Las personas que sean detenidas este fin de año por faltas administrativas en Cuernavaca, cenarán pierna en salsa de Tamarindo, espagueti, ponche y refresco, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Algunas de las faltas administrativas que se sancionan son orinar en vía pública, alterar el orden, así como beber en la calle.

En caso de que quieran evitar pasar el Año Nuevo en los separos, deberán pagar la multa correspondiente, que va desde los 730 hasta los 1 mil 800 pesos.

Asimismo, autoridades penitenciarias aseguraron que en Atlacholoaya los internos recibirán el Año Nuevo con pozole y ponche, según información de Susana Velázquez, gerente de cocina del penal varonil.