En relación con lo expresado en la columna “Carta Abierta” publicada en su prestigioso diario, me permito hacer algunas precisiones sobre los comentarios que allí se vierten sobre las recientes actuaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) en el Estado de Morelos.

1. José Antonio Chavero Aguilar ya no está a cargo de la delegación de la PROFEPA en Morelos desde el 01 de enero de este año; quien ahora ocupa el cargo de Delegada Federal es la Mtra. Ana Margarita Romo, como fue difundido.

2. Las aguas residuales que transitan por los drenajes municipales no son de competencia federal. El Título Cuarto “Protección al Ambiente”, Capítulo III, artículo 119 BIS de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente indica que la administración del agua, al igual que la prevención y el control de su contaminación corresponde a los gobiernos de los estados y los municipios, ya sea por sí mismos o a través de organismos públicos. Esta distribución de competencias se encuentra establecida en los artículos 5°, 7° y 8° de esta legislación y en las leyes locales que tratan de las siguientes materias:

I.- El control de las descargas de aguas residuales a los sistemas de drenaje y alcantarillado.

II.- La vigilancia de las normas oficiales mexicanas correspondientes, así como requerir a quienes generen descargas a dichos sistemas y no cumplan con ellas, la instalación de sistemas de tratamiento.

III.- Determinar el monto de los derechos correspondientes para que el municipio o autoridad estatal respectiva pueda llevar a cabo el tratamiento necesario y, en su caso, proceder a la imposición de las sanciones a que haya lugar.

IV.- Llevar y actualizar el registro de las descargas a los sistemas de drenaje y alcantarillado que administren, el cual será integrado al registro nacional de descargas a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

3. Con respecto a las sanciones impuestas a Cementos Moctezuma por parte de la PROFEPA, cabe aclarar lo siguiente: las inspecciones y los procedimientos administrativos se realizan de conformidad a lo establecido en el Título VI de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, donde, entre otras cosas, se señalan los plazos y términos que deben observarse tanto en las actuaciones de la autoridad como en las de los obligados. El procedimiento administrativo establece así derechos y obligaciones para ambas partes y contempla normalmente un periodo de 60 días hábiles para llegar a una resolución. La inspección a Cementos Moctezuma por parte de la PROFEPA ocurrió el 6 de noviembre de 2017. La clausura no fue impuesta sino hasta el 7 de diciembre de 2017 en la línea 2 de producción de cemento, cuando la empresa no pudo demostrar que contaba con autorización vigente en materia de impacto ambiental otorgada por la SEMARNAT.

4. En relación con las inspecciones a los verificentros, cabe destacar que en el Estado de Morelos la PROFEPA ha clausurado solamente un verificentro, de ahí que la falta de servicio a los automovilistas sea responsabilidad de aquellos verificentros que tomaron la decisión de cerrar sus instalaciones.

5. Por último y aprovechando la cobertura de este prestigioso medio de comunicación, la PROFEPA hace un exhorto a la ciudadanía para denunciar comportamientos ilícitos a través de su página web o de sus teléfonos, o bien en sus oficinas en el estado de Morelos.

Lic. Isaac Lira Hernández
Dirección de Atención Ciudadana y Comunicación Social
Profepa

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: