compartir en:

Para muchas personas es un gran alivio que existan prótesis dentales, ya sea removibles o fijas, pues éstas reponen las piezas faltantes y estructuras óseas que se reabsorben por la falta de dientes naturales. Tales piezas juegan un papel sumamente importante porque reestablecen la correcta masticación, deglución, habla y estética.
Al principio, las personas que usan dentadura postiza pueden experimentar una rara sensación, pues tienen que adaptarse poco a poco a ellas. Cabe destacar que otra de sus funciones es brindar fuerza a los demás dientes, encías y hueso, de ahí la importancia de su uso.
Una prótesis puede sustituir desde uno hasta la totalidad de los dientes.

Consejos que facilitan adaptarse a las prótesis:
Con cepillo de filamentos suaves, lava y masajea la mucosa cubierta por la prótesis dos veces al día.
Emplea comprimidos limpiadores  para remover la placa bacteriana, combatir el  99.9% de las bacterias y hongos hospedados en la prótesis.
Limpia el dorso de la lengua con un limpiador lingual.
Retira la prótesis por las noches para descansar de la presión que ocasiona la pieza sustituta.
Usa un pegamento que te brinde hasta 12 horas de firmeza.