compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Acuerdan autoridades aplazar la fecha hasta el mes de septiembre para derrumbar el Puente Palmira para programar operativo vial y evitar que las calles se estrangulen por el cierre de la avenida Emiliano Zapata por los festejos del poblado de Tlaltenango.
Así lo informó José Huber Abarca Román, director general de la a Policía Vial, quien mencionó que la fecha para derrumbar el Puente Chamilpa está programada para el 15 de agosto, como se había anunciado.
Dijo que a través de la Dirección de al Policía Vial se le solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) iniciar en estos días con una campaña informativa de las vías alternas que se habilitarán durante las obras de ambos puentes y se coloquen señalamientos para orientar a los conductores.
Informó que para auxiliar a los automovilistas se va a contar con un operativo vial con la presencia de 15 elementos que orientarán y vigilarán las vías alternas que dispondrán al norte de la ciudad.
Detalló que luego de la obra para derrumbar el puente los automovilistas que transiten de la zona de Ahuatepec, Ocotepec y Chamilpa tendrán que tomar como vía alterna para cruzar al oriente de la ciudad o hacia el centro por la calle H. Preciado por donde está el panteón municipal para entroncar a Paseo del Conquistador.
En el caso de los conductores que ingresen a Cuernavaca por la parte norte y que vienen de la Ciudad de México tendrán que descender hacia la avenidas Vicente Guerrero para incorporarse por la calle de las vías de Ocotepec y salir a la iglesia para tomar la carretera hacia Tepoztlán.
Abarca Román dijo que además del dispositivo vial que implementarán en la zona norte se reajustaran la sincronización de los semáforos para dar mayor fluidez a los vehículos.

Por festejos
Del 2 al 11 de septiembre se realizará la Feria de Tlaltenango, lo que conlleva el cierre de la avenida Emiliano Zapata, desde la Pradera hasta la glorieta, lo cual, aunado al derribo de los puentes, ahorcaría la circulación vial, consideró la autoridad.

Por: Carlos Soberanes /  [email protected]