CUERNAVACA, MORELOS.- El cáncer de mama se origina en la glándula mamaria de los humanos, más frecuente en las mujeres, por lo que es trascendental informar que la mamografía es la única técnica que ha demostrado ser capaz de una detección temprana.
Así lo señaló María Ester Brandan, investigadora del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en un comunicado difundido por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).
La especialista en física médica aclaró que la detección no es igual al diagnóstico y que éste se consigue únicamente a través de una biopsia, la cual se realiza luego detectarse señales "de sospecha".
Entre estas, Brandan mencionó las microcalcificaciones (con ciertas características de forma y distribución espacial), masas o cambio en la arquitectura del tejido fibroglandular, las cuales se observan en la imagen radiológica de la glándula (mamografía).
En México, cinco mil 500 de mujeres mueren cada año, 15 cada 24 horas por lo que representa la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres, por ello la detección temprana es muy importante.
Un cáncer de mama detectado en una mamografía probablemente sea de tamaño pequeño y esté confinado a la glándula mamaria permitiendo mayor probabilidad de curación, de acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer.

REducir riesgos
Para reducir el riesgo de padecer cancer de mam, la investigadora a sugirió llevar un estilo de vida saludable, limitación en el consumo de alcohol, una alimentación equilibrada y actividad física regular.
Además, la detección temprana, seguida por la aplicación de terapias apropiadas, disminuye la mortalidad por cáncer.
De tal forma, se han diseñado e implementado rigurosos programas de tamizaje. Para cáncer de mama, el tamizaje se enfoca en mujeres (sólo el 1% del cáncer de mama afecta a varones), con edades entre 40 y 75 años, en términos generales.
Los programas de tamizaje hacen uso de la mamografía y todos se basan en la aplicación de mamografías regulares (anuales, cada dos o tres años) de acuerdo con el grupo poblacional.
La normativa mexicana (NOM 041-SSA2-2011) contempla la realización de una mamografía cada dos años en mujeres entre los 40 y los 69 años de edad.

Qué es la mamografía
La mamografía es un estudio radiológico de la glándula mamaria, su sensibilidad o su capacidad promedio de ver un cáncer es de 80 por ciento, explicó la especialista.
"Es el estudio radiológico más exigente en términos de calidad de imagen, razón que ha llevado a los físicos a interesarnos, porque la ciencia y tecnología asociadas son exquisitas debido a que la glándula está hecha de dos tipos de tejido blando muy similares que se deben visualizar con alto contraste y resolución. La desventaja es que usa radiación, aunque la dosis es muy baja".
María Ester Brandan refirió que también hay dos técnicas complementarias a la mamografía: una es el ultrasonido mamario y la resonancia magnética mamaria.
Mientras que sobre las técnicas en etapa experimental, consideró que podrían llegar a ser útiles en el futuro, aunque lo cierto es que todas estas requieren más investigación, y su evaluación definitiva en ensayos clínicos.

 

Por: DDM REDACCIÒN
[email protected]
 


Loading...