Por segunda ocasión, la directora y dueña del colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, no se presentó al citatorio girado por la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local.

La dueña de la escuela en la que murieron 19 menores y nueve adultos que se encontraban en el lugar durante el sismo del 19 de septiembre pasado tendrá que responder por la falsificación de documentos que tienen que ver con el uso de suelo.

García Villegas tendrá la oportunidad de presentarse a declarar en un tercer citatorio, cuya fecha todavía está por definirse, y de no acudir, entonces se girará una orden de búsqueda, localización y presentación.

El primer citatorio se giró en febrero pasado, es decir, antes del sismo del 19 de septiembre, cuando se colapsó parte del colegio Enrique Rébsamen, aunque después del siniestro se sumaron nuevos elementos de investigación a los que tendrá que responder García Villegas.