CUERNAVACA, MORELOS.- En Morelos, la cobranza extrajudicial que despachos de abogados llevan a cabo a nombre de bancos o tiendas departamentales, con amenazas, hostigamiento, intimidación y uso de documentos apócrifos, fue tipificada como delito y quien lo cometa podría ir a prisión por un periodo de 6 meses a 3 años.
 El viernes pasado entró en vigor en territorio estatal la reforma al Código Civil, por la que el Congreso adicionó el artículo 147 Bis, que establece que:
“Al que, con la intención de requerir el pago de una deuda, ya sea propia del deudor o de quien funja como referencia o aval, intimide a otro con causarle daño en sus bienes o efectúe en su contra actos de hostigamiento, se le impondrá la misma sanción establecida en el artículo inmediato anterior, además de las sanciones que correspondan, si para tal efecto se emplearon documentación o sellos falsos”.
Con lo anterior, quien sea víctima de la persecución que los despachos de cobranza extrajudicial, con el método intimidatorio, amenazante y hasta con el uso de documentos y sellos de dependencias oficiales, como la Procuraduría General de la República (PGR), como denunció en su momento la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), podrá ser denunciado ante la autoridad correspondiente e ir a prisión en caso de que el delito de amenazas equiparadas le sea comprobado.
La propuesta de adhesión fue hecha por el priista Mario Chávez, con la intención de frenar las malas prácticas, la falta de ética y los abusos en la gestión de cobranza que muchos despachos han ejercido por varios años por medio de constantes llamadas o cartas a los ciudadanos que, por diferente motivo, dejaron de pagar una deuda y cayeron en cartera vencida.
Los despachos que se hacen cargo de recuperar esa cartera vencida, solicitan el pago con amenazas, palabras altisonantes, llamadas a deshoras, “emplazamientos” para llevar acabo diligencias de embargo, entre otras prácticas que son negativas.
El legislador precisó que los lineamientos a los que deben sujetarse las instituciones financieras o de crédito para los efectos de solicitar el pago extrajudicial de adeudos, publicados por el gobierno federal en octubre del 2014, no han sido suficientes para frenar la cobranza extrajudicial con amenazas.
Por ejemplo, ahora no les está permitido hacer llamadas en horarios inadecuados, como de madrugada; deben sujetarse a un horario de 8 de la mañana a 10 de la noche, para comunicarse con el deudor.
Varios estados de la República ya tipificaron esta práctica en sus códigos civiles como delito debido a la alta incidencia de quejas de ciudadanos que son amenazados.
Según la Condusef, el primer lugar de esta práctica lo ocupan las instituciones de banca múltiple, con el 88.14 por ciento de las reclamaciones correspondientes.

Derecho. Si se siente intimidado por los despachos de cobranza, ahora podrá denunciarlos ante la Fiscalía por delito de hostigamiento, según las reformas al Código Civil.

No respetan las disposiciones
Desde octubre de 2014 la Federación estableció lineamientos por los cuales se deberían conducir los despachos, pero no los han cumplido al pie de la letra.

3 años es la pena máxima que se impondrá por hostigamiento.

147 bis es el artículo del Código Civil que se reformó.

Prácticas
Llamadas a deshoras, amenazas, uso de papeles apócrifos, cobro a familiares o en centros de trabajo, lo más recurrente.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...