Algunas veces una imagen es tan impactante que las palabras sobran. ¿Cómo describir este escenario, que parece obedecer más a un futuro distante y distópico que a nuestra actualidad; a una película de Hollywood que a la vida real?

En Beijing, una campaña ha emitido imágenes del amanecer y del cielo despejado para comparar con el cielo contaminado de la ciudad. La masa de suciedad en el aire es tan densa que han tenido que recurrir a esto. 

Entre los mensajes que se han exhibido en las pantallas gigantes, se encuentra la frase “proteger el medio ambiente es responsabilidad de todos.”

Ya hemos hablado antes de la pésima calidad del aire en la capital china. Los habitantes han tenido que usar máscaras de gas para hacer sus labores, o incluso, suspender su vida cotidiana a consecuencia de la contaminación.

Podría mencionar las cifras de polución en el aire chino. Podría decirles cuántos enfermos, cuántos muertos, cuántos efectos dañinos ha provocado la contaminación ambiental en Beijing. Pero con esta imagen, la explicación sobra.

Si hay fotos que valen mil palabras, caray, ésta es una que debería humillarnos como humanidad.

Es importante reiterar que las imágenes son totalmente reales. China está sufriendo cifras plusmarca en contaminación ambiental y esta campaña lo ha aprovechado para hacer conciencia entre la sociedad. No deja de ser impactante el contraste entre un cielo libre de polución y la contaminación grave que se vive en dicho país.