compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El ex presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Lucio Ramírez Brugada, reconoció que la fama de Cuauhtémoc Blanco Bravo, alcalde de Cuernavaca, como ex futbolista, le permitió gestionar donaciones para repavimentar las calles de la capital.
Aunado a ello, al edil, por ser una figura reconocida no sólo a nivel nacional sino internacional, se le permitió acceder a las donaciones que se realizan a través de Petróleos Mexicanos (Pemex) y contar con el apoyo de los integrantes de la CMIC.
Explicó que en su periodo como presidente de la cámara, se realizó un procedimiento administrativo en Petróleos Mexicanos (Pemex), en donde el ayuntamiento le solicitó y llevó a cabo varias gestiones para que se le donara material para la repavimentación de las calles.
La autoridad municipal expuso sus argumentos, para que se hiciera la donación de asfalto, de ahí, luego de la aprobación del material, la CMIC en sus reuniones con sus afiliados, decidieron quién se haría cargo de la obra sin ningún costo.
Aseguró que este tipo de donaciones son legales y quedan fundamentadas en documentos porque todo el trámite se tiene que hacer por escrito. No descartó el también el vicepresidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que se haya hecho el procedimiento a través de Pemex y de la CMIC.
El argumentó que tiene que dar en este caso el Ayuntamiento, a través del edil, es que las calles presentaban un deterioro del asfalto y la falta de recursos para repavimentar. Sin embaego, aseguró que la imagen de Cuauhtémoc Blanco tuvo mucho que ver para que se entregara la donación.
Ramírez Brugada informó que esta donación se la pueden dar a cualquier alcalde, pero en el caso del presidente municipal de Cuernavaca, lo que le ayudó fue que es una figura pública importante, por su imagen. 

Cuestionamientos
El alcalde debe reportar a la Secretaría de Hacienda los movimientos y gestiones realizadas y no lo ha hecho.

Sospecha
La intención de que muestre la información es para ver que las operaciones no pertenezcan a lavado de dinero.
 

Por:  CARLOS SOBERANES /  [email protected]