En las últimas 24 horas, el volcán Popocatépetl presentó 306 exhalaciones de baja intensidad acompañadas de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza, informó el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Señaló que también se registraron dos sismos volcanotectónicos con magnitud preliminar 2.4 y 2.5, respectivamente, así como 90 minutos de tremor de baja amplitud.

De acuerdo con el último reporte, al momento se observa una ligera emisión de vapor de agua y gas con dirección al noreste, en tanto que el Semáforo de Alerta Volcánica se encuentra en Amarillo Fase II.

Ante ello, el organismo, que conjuntamente con la UNAM monitorea la actividad del coloso, exhortó a la población a no acercarse, sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos y, en caso de lluvias fuertes, alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de deslaves y flujos de lodo.

El Cenapred indicó que podría continuar una actividad explosiva en el volcán, de escala baja a intermedia; además, podrían presentase lluvias de ceniza leves a moderadas en poblaciones cercanas.

También, existe la posibilidad de que se registren flujos piroclásticos y flujos de lodo de corto alcance, por lo cual solicitó a las autoridades locales continuar con el radio de seguridad de 12 kilómetros, para evitar la permanencia de alguna persona en esa área.

Otra de las medidas que solicitó a las autoridades es mantener el tránsito controlado entre Santiago Xalitzintla y San Pedro Nexapa, vía Paso de Cortés.

A las autoridades de Protección Civil, les pidió seguir con sus procedimientos preventivos, de acuerdo con sus planes operativos; y a la población, estar atenta a la información oficial que se difunda.

El organismo reiteró a los ciudadanos que en caso de caída de ceniza deberán cubrir nariz y boca con un pañuelo húmedo o cubreboca, así como limpiar ojos y garganta con agua pura, utilizar lentes de armazón y evitar los de contacto, para reducir la irritación ocular, cerrar ventanas o cubrirlas y permanecer lo más posible dentro de la casa.

Finalmente, explicó que el monitoreo del volcán Popocatépetl se realiza de forma continua las 24 horas y que cualquier cambio en la actividad será reportado oportunamente.