Cuernavaca.- Dedicado a una de las profesiones más difíciles en el deporte, el árbitro  morelense Joaquín Catalán celebra hoy el Día del Maestro, pues desde hace varios años se dedica a transmitir su conocimiento a los más pequeños.

Con experiencia en la Primera División de nuestro país, Joaquín Catalán reconoció que ser maestro de Educación Física es especial, ya que es una de las materias preferidas de los estudiantes.

“Todos los niños quieren a los maestros de educación física, es de las materias que más les gustan. Además es una alegría enorme poder compartir con ellos todo lo que me ha dado mi carrera como árbitro profesional.

“Soy envidiado por ser profesor de Educación Física”, mencionó el profesor, entre risas.

Sin demeritar el trabajo de ningún docente, Catalán Hernández hizo énfasis en que los profesores deben poner mayor atención en la activación física en los niños, ya que con eso se podrían evitar problemas como la obesidad y también darles una mejor calidad de vida.

Sin dejar pasar la oportunidad, Joaquín también habló de la crisis que existe en la actualidad en el arbitraje mexicano, esperando que llegue alguien con la autoridad suficiente para poner orden a todo el gremio.

“No es el mejor momento del arbitraje, creo que hay mucha calidad en nuestro país, aunque se está estancando. Ojalá los problemas se arreglen de la mejor manera y muy pronto”, dijo.

Finalmente, el experimentado nazareno habló de la Copa Morelos, torneo que le ha abierto las puertas a él y a los morelenses dentro del arbitraje.

“Qué te puedo decir, es el mejor torneo de futbol amateur y de ahí que se necesite arbitraje de mucha calidad. 

“Son juegos muy bravos, muy duros y se necesita estar bien capacitado para no ser los protagonistas del juego y no se pierda, en ningún momento, el espectáculo que nos dan los juegos de la Copa Morelos”, finalizó.

DDM STAFF

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...