compartir en:

Desde hace más de dos décadas en México, el diseño y articulación de las políticas públicas ha crecido y evolucionado para contar con una mejor identificación de las acciones que el Estado realiza para incidir en la solución de los problemas que afectan a toda la sociedad, logrando cuantificar los avances y contribuciones de los diversos sectores poblacionales.
En este respecto, actualmente México está atravesando una profunda transición demográfica, pues de acuerdo a la “Encuesta Intercensal 2015”, en el país hay 37.5 millones de jóvenes de 12 a 29 años, un bono poblacional que representa una ventana de oportunidad de aquí a 2020 para alcanzar un mayor nivel de desarrollo.
Estos millones de jóvenes plantean una serie de demandas a atender por parte del Estado para lograr una mejora en sus diversas condiciones de vida y es por esta razón y para conocer lo que el Gobierno realiza para aprovechar su potencial, que entrevistamos al Director General del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello.
¿Cómo deben de ser las políticas públicas dirigidas a la población joven para atender sus principales demandas y retos a los que se enfrentan?
De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), aunque los esfuerzos en materia de políticas públicas por parte del Estado han sido constantes para reducir los altos índices de pobreza, aún quedan grandes retos por cumplir en materia de educación, salud, vivienda, empleo, seguridad social, entre otros.
Para abatir estas problemáticas, distintos organismos internacionales han recomendado que las políticas públicas dirigidas al sector juvenil deben ser específicas, pues esta es una etapa que no es igual para todos y su valoración es diferente. Es esta heterogeneidad la que reclama buscar caminos más incluyentes para la toma de decisiones y la solución de problemas.
Lo anterior, refleja el gran reto de promover un cambio en las políticas de juventud, donde en lugar de pensarlas únicamente como intervenciones gubernamentales, se  articulen políticas y programas con la participación de los diversos actores: organizaciones sociales, sociedad civil, organismos internacionales, académicos, funcionarios y sobre todo, las y los jóvenes.
Entendido lo anterior ¿Cómo articula, coordina y define el Imjuve, la política pública y las acciones para beneficiar a la juventud mexicana?
El Instituto Mexicano de la Juventud, como articulador de las acciones dirigidas al desarrollo de la población joven, impulsa las alianzas y los foros para que se creen las oportunidades que garanticen el ejercicio de los derechos y de la ciudadanía de las personas jóvenes, el fortalecimiento de sus potencialidades y su aporte al desarrollo nacional.
Esto se encuentra plasmado en el Programa Nacional de Juventud (Projuventud) 2014-2018, documento en donde se expresa que todas las dependencias de la Administración Pública Federal (APF), deben sumar esfuerzos en la operación o implementación de acciones y programas que visibilicen a la población joven como un grupo sujeto de derechos.
Entre estos programas transversales se encuentran los de nueva creación como “Vivienda Joven”, “Jóvenes por un México Alfabetizado”, “Fútbol por la Inclusión”, “Jóvenes ECOSOL”, “Jóvenes por un México Productivo”, “Concurso Nacional Ritmo Joven”, “Rombo Joven”, “Casas del Emprendedor”, y “De Joven a Joven por la Salud Integral a través del Arte y la Cultura”.
Como lo indican las bases de operación, mediante éstos se busca reducir las carencias a las que se enfrenta este sector en seis rubros fundamentales para su desarrollo: Abatimiento del rezago educativo, acceso a servicios integrales de salud, acceso a la seguridad social, acceso a calidad en la vivienda, acceso a servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación.

Entrevista. José Manuel Romero Coello explicó las políticas públicas dirigidas a los jóvenes para mejorar su calidad de vida.