México.- Investigadores de la Universidad de Aix-Marsella y del Centro Nacional para la Investigación Científica, Francia, consiguieron leer a través de espectrometría de masas diversos octetos (ocho bits) de información almacenados en polímeros sintéticos.

El estudio es un nuevo punto de referencia para la cantidad de datos almacenados como serie de unidades moleculares que pueden leerse mediante dicho método.

Además, abre la posibilidad al almacenamiento de datos a una escala cien veces más pequeña que los discos duros actuales, comunicó la revista de divulgación del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El proyecto demostró que un espectrómetro de masas, dispositivo empleado para separar iones dentro de una muestra que posee distinta relación carga-masa, puede usarse para leer largas secuencias de datos registrados a escala molecular.

Para el desarrollo del estudio, el grupo de trabajo usó moléculas sintéticas, a las cuales optimizaron su estructura para la secuenciación, mediante espectrometría de masas.

De acuerdo con el Centro Nacional para la Investigación Científica, los polímeros están compuestos por dos tipos de monómeros (con grupos de fosfato), que corresponden a 0 y uno, de forma respectiva.

Luego de cada ocho bits de monómero, se agregó un separador molecular. El número de bits representados por el polímero completo es igual a la cantidad de grupos de ocho bits.

El texto refiere que el primer paso para leer la información codificada es dividir el polímero en bits moleculares de acuerdo con los separadores, para después romper los enlaces de fosfato, para secuenciar cada bit.