compartir en:

Monterrey.- En un encuentro en el que hubo emociones, intensidad y hasta bronca, Tigres de la UANL doblegaron 3-0 en penales al América (tras 2-2 en el global) en el estadio Universitario y con ello se proclamaron campeones.

Asi empezó la final

El encuentro inició con buen ritmo, con pocas llegadas de ambos equipos a las porterías rivales.

Las Águilas estuvieron bien ubicadas en el terreno de juego y buscaron abrir el marcador cuando Rubens Sambueza llegó por el lado izquierdo, mandó centro que trató de rematar en el área Peralta de chilena, pero no conectó la pelota y todo quedó en el intento.

Los de la UANL trataron de responder con llegadas por los costados y centros, pero el rival estuvo para resolver sin mayores problemas los intentos de los pupilos del técnico Ricardo Ferretti.

Los anfitriones mostraron intensidad y siguieron en la búsqueda de hacer daño al América, pero eso simplemente no llegó y acabaron por irse al descanso sin goles.

En el descanso...

En el complemento, la historia se mantuvo de manera similar, un cotejo con intensidad, intento de ambos equipos por abrir el marcador, pero pocas llegadas.

Sin embargo, fue a los 55 minutos cuando Oribe Peralta tuvo una falla garrafal, ya que recibió la pelota en el área y prácticamente era empujarla a las redes, pero la mandó por un lado.

De manera inmediata, los Tigres respondieron cuando Damián Álvarez centró por el lado izquierdo y Jürgen Damm llegó para rematar de cabeza, pero el balón también se fue por un lado.

A los 81 minutos, André-Pierre Gignac sacó un tiro desde fuera del área, pero pegó en el travesaño y una vez más América se salvó.

En los tiempos extras

América se puso en ventaja, luego que a los 95 minutos Edson Álvarez remató de cabeza en un tiro de esquina por izquierda para mandar la pelota a las redes y así cayó el 1-0 en el marcador.

Los Tigres intentaron reaccionar, el cotejo subió de tono, los ánimos se caldearon y llegaron a una bronca, en la que intervinieron las bancas y fueron expulsados José Rivas, de Tigres, y Paolo Goltz, de América.

En el segundo tiempo extra, los felinos se lanzaron al frente en busca de la igualada en el marcador y lo consiguieron a los 119 minutos, Dueñas apareció para rematar de cabeza un centro por derecha de Damm y con ello obligó a la definición en penales.

Y en los Penales...

Ahí, figuró el guardameta de Tigres, Nahuel Guzmán, quien detuvo tres tiros y los jugadores André-Pierre Gignac, Juninho y Guido Pizarro marcaron para darle el campeonato a los felinos.i

DDM STAFF