Cuernavaca, Morelos.- Hace apenas un mes Pokémon Go llegó al mundo digital, el juego en sólo un par de días ya se había convertido en el más descargado en la historia de dispositivo móviles, y esto era únicamente de manera oficial en algunos países.
En el caso de México, los usuarios tuvieron que ingeniárselas para descargar la App en su Smartphone utilizando direcciones falsas y algunos otros métodos para poder capturar monstruos pokémones.
Fue hasta hace unos días cuando la aplicación llegó de manera oficial a América Latina, ésta se encuentra disponible en App Store de IOS y en Google Play para Android, la descarga es gratuita aunque el juego te permite comprar con dinero real objetos que ayudan en la captura de pokémones.
 
La miraban
con buenos ojos
Una de las novedades de la nueva aplicación es que fomentaba la activación física, debido al concepto de “realidad aumentada”, a diferencia de la mayoría de videojuegos que normalmente generaban sedentarismo en los usuarios, por ello la App fue bien recibida por la crítica, aunque ahora surgieron otros efectos al utilizarlo.
 
Detectan riesgos
Existen riesgos de seguridad cibernética y de seguridad física relacionados con Pokémon Go, debido a que los usuarios deambulan por las calles obsesionados por atrapar un ejemplar, sin tener en cuenta el entorno, lo que podría generar caminar por zonas poco seguras.
 
presas del crimen
Al jugar, el usuario puede ser víctima de un asalto, principalmente de su teléfono móvil, y en su caso hasta de agresión física, ya que una de las características de este juego es que los pokémones suelen encontrarse cerca de lugares afines con su naturaleza, por ejemplo, un pokémon acuático se ubicará cerca de una fuente de agua, una pileta, un río o el mar; en el caso de pokémones fantasma, es posible hallarlos en cementerios, parques y casas deshabitadas.
Los riesgos que se presentan al usar la aplicación móvil son principalmente por distracción, debido a que los usuarios dejan de observar su entorno, concentrados en la captura de pokémones, lo que puede también generar atravesar calles sin observar la presencia de algún vehículo. 

Por: Guillermo Tapia
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...