Como parte de las actividades previas al Gran Premio de México de la F1 de este fin de semana, el piloto neerlandés se empapó de la cultura chilanga por un día junto al piloto mexicano Guillermo Rojas y el luchador Místico.

Además de viajar en ‘micro’, el joven de 18 años comió tacos de canasta a bordo y jugó a los famosos “toques toques” de electricidad. Ya en el Autódromo, jugó tan bien una cascarita en un futbolito de mesa.

Su coequipero en red Bull, el australiano Daniel Ricciardo también mostró su lado mexicano al  ponerse el tradicional sombrero charro y decir que le gusta estar cerca de la gente y tomar tequila.

El GP de México se correrá este domingo y podría definir al nuevo campeón de la temporada; al británico Lewis Hamilton, de la escudería, Mercedes le basta con quedar en quinto sitio para asegurar el campeonato.