Cuernavaca, Morelos.- Dos de los 11 ejemplares catalogados a nivel municipal y federal como “árboles notables y/o históricos de Cuernavaca” se perdieron por completo: el clavellino y el cazahuate.

Ambos estaban ubicados en los poblados Chamilpa y Santa María Ahuacatitlán, respectivamente, pero durante un recorrido hecho por esta casa editorial se pudo corroborar la desaparición de ambos.

En ambos casos, el corazón del tronco fue carcomido por algún tipo de gusano barrenador hasta dejar la cáscara de los dos árboles. 

El del cazahuate resistió el embate del depredador hasta hace un par de años, pero cedió al peso de sus ramas y se desprendió por completo de la base que lo enmarcaba como “árbol notable de Cuernavaca”.

Por su parte, el clavellino de más de 100 años que adornaba el atrio de la iglesia de Chamilpa hace aproximadamente ocho meses se secó por completo.

Afortunadamente, comuneros desde hace unos años cortaron varios esquejes (ramas tiernas) del antiguo para reproducirlos y hacer crecer nuevos árboles de clavellino.

Actualmente, en el atrio luce uno de los “hijos” del antiguo clavellino en el mismo lugar en que estuviera su padre, donde los comuneros se encargan de fumigar para.

Por: ANGIE DÍAZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...