compartir en:

Jiutepec, MORELOS.- El Gobernador Graco Ramírez exhortó a poner fin al mito de que el financiamiento representa sólo deuda para las entidades públicas.
Pidió que de manera paralela, se observe que el crédito también significa un motor para el desarrollo.
Como ejemplo, se refirió a los créditos que el Gobierno del Estado contrató para construir el Centro de Control, Comando, Comunicación y Calidad, mejor conocido como C-5, en Emiliano Zapata, y al rastro Tipo Inspección Federal (TIF), en Miacatlán.
Puntualizó que la deuda no es mala, cuando se maneja con transparencia en proyectos de alto impacto para la sociedad.
Además, señaló que las reglas están claras con la nueva Ley de Disciplina Financiera, por lo que reiteró que hay una falsa apreciación de lo que realmente implica usar los instrumentos financieros.
Eso fue lo que les pidió a los alcaldes que no se han decidido a aprovechar el financiamiento que el Banco Nacional de Obras (Banobras) pone a su alcance, como parte del programa de inversión social, respaldado por el decreto que el Congreso aprobó en abril pasado, para darle vigencia durante 2016.
Graco Ramírez dijo que los alcaldes no pueden arriesgarse a no entregar buenas cuentas a los ciudadanos y este instrumento financiero les permite aumentar su capacidad de inversión desde el primer año de su administración.

Por: ANTONIETA SANCHEZ /  [email protected]