compartir en:

El secretario de Seguridad Pública y Tránsito de Jiutepec, Eduardo Sánchez Hernández mencionó que en estos casi dos meses han recibido más de mil llamadas falsas, por lo que solicitó a la ciudadanía hacer uso responsable de los números de emergencia.
Explicó que en el período comprendido entre el 1 de enero al 16 de febrero la corporación ha recibido mil 847 llamadas de auxilio, de las cuales mil 187 resultaron ser, en tanto en 660 reportaron un hecho verídico que fue atendido sin complicaciones.
“Tan solo 660 fueron con resultados  reales mientras que mil 187 resultaron  ser falsas  sin tener un contacto con algún agraviado, por lo que hoy  a través de la Dirección de Prevención del Delito se trabaja en concientizar a los niños y padres de familia sobre la importancia de esta llamadas ya que no se trata de un juego”, mencionó.
Por ello, insistió en que es necesario que la población adopte una cultura de responsabilidad y evitar lleva a cabo este tipo de bromas por las cuales dejan de atender hechos reales, por lo que pidió a la gente abstenerse de engañar a la autoridad.
Recientemente se instaló en el municipio de Jiutepec el Consejo Municipal de Seguridad Pública, en donde el encargado del Mando Único recordó que el 1 de enero el parque vehicular de la instancia que recibió consistía de solo seis unidades preventivas, cuatro de tránsito situación que se ha modificado hasta el momento. CONTEXTO Salen caras las falsas alarmas Según el Heroico Cuerpo de Bomberos de Emiliano Zapata, atender una llamada falsa cuesta hasta tres mil pesos. Víctor Manuel González Linares, jefe del Departamento, apuntó que las llamadas falsas desafortunadamente son frecuentes y destacó que la salida a atender una emergencia cuesta alrededor de tres mil pesos, “una salida de emergencia por todo el personal; obviamente hablando de tiempo hombre, mantenimiento de unidades, quema de combustible, uso de equipo”, refirió. Debido al gasto que representa cada salida de atención es que la dependencia de auxilio se ha encargado de corroborar en la mayor medida posible el suceso, pidiendo dirección exacta y referencia. El jefe de bomberos también solicitó a los padres de familia estar al pendiente de sus hijos, sobre todo porque con la llegada vacacional aumenta el número de llamadas falsas a la dependencia. La situación, dijo el entrevistado, es porque seguramente en momentos de ociosidad es que los menores se dedican a llamar por diversión. Señaló que la fecha en que más llamadas se reciben es durante los recesos escolares, ya que los pequeños se encuentran en sus casas.