compartir en:

Durante la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) los empresarios mexicanos salieron a defender ante Estados Unidos y Canadá las condiciones laborales de sus trabajadores.

El presidente del Consejo Nacional Agroalimentario (CNA), Bosco De la Vega Valladolid, confirmó que el equipo negociador del gobierno mexicano está "muy plantado" en reiterar un "no" a sus socios, pues la postura es que cada país resuelva sus asuntos en la materia, apegados a los compromisos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Que cada país respete sus temas laborales, México así lo está proponiendo, México no puede meterse en el tema laboral de Estados Unidos o de Canadá, y lo mismo pedimos que no se metan en ese tema. México sigue siendo competitivo, está respetando a sus trabajadores, queremos salarios justos y lo estamos proponiendo", contestó este domingo en entrevista.

Desde el hotel en la Ciudad de México donde se renegocia el acuerdo trilateral, apuntó que el sector agroalimentario mexicano busca que la modernización del TLCAN abra más libre comercio "para poder pagar a la gente, y que esa gente no tenga que salir a otro país a buscar mejores empleos".

Los dichos de Bosco De la Vega son en referencia a las declaraciones de Jerry Dias, presidente del sindicato del sector privado más grande de Canadá, Unifor, quien al inicio de la segunda ronda negociaciones criticó al país por mantener a sus ciudadanos en la pobreza a través de los bajos salarios.

Si un trabajador automotriz de Canadá y Estados Unidos puede hacer 35 dólares cada hora, ¿por qué el mexicano no puede ganar 525 pesos la hora? Ellos merecen el mismo respeto que tenemos en Canadá y Estados Unidos", aseveró.

Además, Dias criticó a la empresa alemana BMW, a la que acusó de dar salarios paupérrimos en México, de hasta dos dólares la hora.

Mientras en Estados Unidos y Canadá se preocupa por dar una mejor vida a sus ciudadanos, en México vemos una inversión de BMW que pagarán a sus trabajadores dos dólares la hora, y vemos a un gobierno que dice: está bien”, expresó el líder sindical.

El tema laboral ha sido el punto más sensible para México, luego de que tanto Estados Unidos como Canadá han manifestado públicamente su interés de que México mejore sus compensaciones.