compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Tras considerar que el tema de la corrupción afecta a todos los sectores y que tienen que haber lucha frontal, el regidor Jorge Dada Guerrero propuso una iniciativa para fomentar la denuncia ciudadana.
Señaló que el tema de la corrupción tiene que afrontarse con una planeación correcta, de lo contrario, los resultados no tendrían el mismo efecto, y lejos de erradicar estas acciones, podrían extenderse más a otras áreas municipales.
Por lo anterior, dijo el concejal municipal que estará presentando al cabildo unas iniciativas para que se apliquen en las secretarias de operatividad del municipio y trabajar para erradicar cualquier acto de corrupción.
El regidor y presidente de la comisión de Turismo de Cuernavaca, reconoció la importancia que tiene la sociedad en este tipo de proyectos, “es necesario que se fomente la cultura de la denuncia, de lo contrario no podríamos terminar con este problema”, dijo.
Insistió que la sociedad, en este tipo de programas, tiene que participar con sus denuncias correspondientes en la Contraloría Municipal para que se tomen cartas en el asunto, y se vayan erradicando estas prácticas que perjudican en general al desarrollo del municipio.
Dada Guerrero mencionó que se tiene que poner mayor énfasis en las áreas operativas del municipio, en donde se presume que existan actos irregulares que afectan a la sociedad, como es el caso de la apertura de negocios, permisos, licencias de funcionamiento.
Reconoció que los ciudadanos tienen que hacer valer sus derechos, pues la erradicación de los actos de corrupción, no sólo tiene que ser tarea de la autoridad, sino también de la sociedad. 

Corrupción. Para los regidores, los habitantes deben sumarse al trabajo de las autoridades en el sentido de erradicar las malas prácticas.

"Es necesario que se fomente la cultura de la denuncia, de lo contrario no podríamos terminar con este problema, el cual se presenta en todo el país y la gente lo ve normal, por eso no se queja.” Jorge Dada Guerrero, regidor municipal

 

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]