CUERNAVACA, MORELOS.- Profesionistas que cobran por honorarios en el Instituto de la Mujer, demandaron de los diputados de la LIV Legislatura claridad sobre la titularidad en la dependencia debido a que sus pagos están detenidos.
Argumentaron que a pesar de lo anterior, ellas han mantenido las actividades que desarrollan en los centros de la mujer, en nueve municipios, orientadas a la prevención de la violencia contra mujeres.
En su pronunciamiento en la sede legislativa, destacaron que “han tenido que pedir préstamos económicos” para financiar sus labores y mantener su “compromiso” con las comunidades.
Dijeron que ante la falta de certeza legal de Flor Dessiré León Hernández en el cargo, está impedida para firmar documentos oficiales, como cheques, y a eso se debe la suspensión de sus pagos.
Reconocieron que aunque el amparo que Dagoberto Rivera Jaimes promovió contra la convocatoria por la que la defensora de la paridad de género fue designada al frente del Instituto de la Mujer se sobreseyó, su ratificación en el cargo no es en automático, por lo que está impedida para firmar documentos, y se requiere que los diputados la ratifiquen, o la designen encargada de despacho.
El pronunciamiento del grupo de mujeres a favor de Flor Dessiré León se dio un día después de que otro grupo de mujeres organizadas se manifestaron en su contra en Palacio de Gobierno y entregaron sus demandas al secretario de Gobierno, Pablo Ojeda.
Extraoficialmente, trascendió que el ahora ex secretario técnico de la Junta Política elaboró y pasó a firma un oficio en el que se designaba a León Hernández encargada de despacho, pero no contó con el respaldo de las coordinadoras y representantes de todas las fuerzas políticas y fue desechado.

Visita. Profesionistas del Instituto de la Mujer señalan que han tenido que recurrir a los préstamos para financiar sus proyectos con las comunidades.

Por: Antonieta  Sánchez
antonieta.sanchez@diariodemorelos.com