Vistosas ofrendas se vieron ayer en este pueblo mágico, en el culto a los muertos; la festividad se completó con la salida de los niños por la noche para pedir la calaverita, acompañados por veladoras de
chilacayota.
Fotos: Cristian Alaniz / DDM