El joven madrileño Álvaro Martínez se llevó una desagradable sorpresa cuando fue notificado en su cuenta de Instagram que su más reciente publicación había sido eliminada por ser considerada inapropiada "y atentar contra los derechos comunitarios".

Se trataba de una imagen en la que aparecía besando a su novio.

A través de su cuenta de Twitter, Álvaro subió la fotografía y denunció la acción escribiendo: "Instagram elimina la última foto que subí ayer. Por "inapropiada, y atentar contra los derechos comunitarios". Os pongo La foto en cuestión para que apreciéis lo inapropiada, inadecuada y ofensiva que resulta a algunos que se dedican a denunciarla:"

Hasta ahora, la foto alcanza en Twitter 43 mil retweets y más de 110 mil likes.

Enseguida, el post comenzó a recibir muestras de apoyo por decenas de usuarios.

Aunque la decisión de Instagram atiende a denuncias realizadas por usuarios en esa red social, muchos argumentan que deben evaluar si realmente "atenta los derechos comunitarios" antes de eliminarla, por lo que la responsabilidad depende de ellos.

Finalmente, Álvaro subió una vez más la foto a Instagram y escribió: "Parece que molestan ciertas fotos. La envidia siempre ha sido mala compañera del ser humano. Vivid y dejad vivid. Respetad y seréis respetados. Y que no se le olvide a nadie: amar es amar independientemente de la condición sexual. A ver si la volvéis a denunciar por inapropiada.  Y cariño, TE AMO, le pese a quien le pese y le moleste a quien le moleste."

TAGS EN ESTA NOTA: