CUERNAVACA, MORELOS.- El Gobernador Graco Ramírez afirmó que 2018 será un año muy importante para los morelenses, pues “juntos vamos a demostrar nuestra fortaleza para reconstruir las casas y escuelas que fueron afectadas por el terremoto del 19 de septiembre”.

Aseguró que vendrán tiempos mejores, pero insistió en que es necesario mantener unidad y solidaridad; “juntos lo podemos todo, juntos podemos levantar Morelos”.

Precisó que la prioridad durante los primeros meses de 2018 será reconstruir las casas y escuelas dañadas para que la gente regrese a las primeras y los estudiantes a planteles seguros.

Graco Ramírez recordó que el terremoto afectó más de 20 mil casas y casi 100 mil habitantes, además de que 40 escuelas deberán ser edificadas de nueva cuenta.

Reiteró que todas las personas recuperarán su hogar y “para ello el Gobierno creó el programa Unidos por Morelos, el cual apoya a las familias que no pudieron acceder al programa federal Fonden”.

Hasta el momento, Unidos por Morelos ha atendido 11 mil 590 familias damnificadas por el terremoto, además de que ha distribuido 2 mil 583 paquetes de material de construcción para rehabilitar igual número de casas que sufrieron daño parcial y no fueron reconocidas por el Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Asimismo y para garantizar el cumplimiento de las normas de construcción, Morelos se ha apoyado de fundaciones, las cuales han aportado recurso adicional para construir casas.

“La gente nos une, Morelos nos une”, destacó tras señalar que en este momento no vale la disputa política ni las diferencias; “es tiempo de servir solidariamente a los que perdieron todo”.

El Gobernador agradeció a la sociedad civil, organizaciones civiles y a las fuerzas federales que salieron en auxilio de los morelenses afectados por el sismo.

Recalcó que, especialmente, a los profesores que actuaron con decisión al momento del temblor y no dudaron poner a salvo a los estudiantes.

Por: DDM REDACCIÓN
[email protected]