compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El legislador local Jaime Álvarez Cisneros llamó a la población de Cuernavaca a ser solidaria con la Feria de Tlaltenango,  pues este año será llevada a cabo en medio de problemas viales que se registran en la ciudad por diferentes causas, entre ellas, la reparación del Paso Express.

Dijo que se trata de una de las celebraciones con más tradición en la capital del estado y merece el respeto y comprensión de los ciudadanos que no son vecinos de Tlaltenango ni comparten la festividad.

El diputado recordó que la tendencia en el mundo es privilegiar al peatón, por encima del automovilista.

Con base en dicho criterio, está plenamente justificado el cierre de una vía de comunicación, a pesar de su importancia, para dar paso a un evento popular que, para muchos ciudadanos, puede representar la única oportunidad de esparcimiento.

“Me parece que el cierre es una decisión correcta”, aseguró y agregó que corresponde a las autoridades de vialidad diseñar un operativo que, en la medida de las posibilidades, permita la movilidad de los vehículos.

Álvarez Cisneros aceptó que, en este momento, las circunstancias que atraviesa Cuernavaca por diferentes obras que se llevan a cabo y por la limitación para circular en el Paso Express por el problema que generó el derrumbe del 12 de julio son complicadas, pero no son motivo suficiente para intentar limitar una tradicional feria, como la de Tlaltenango.

“El resto de los habitantes de la ciudad tenemos que ser solidarios con esta festividad; los vecinos y pobladores tienen que comprometerse en que será una festividad que enaltezca valores y tradición para que sea un ganar, ganar”, expresó.

Por: Antonieta Sánchez
[email protected]