compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La representante de la comunidad lésbico-gay, Patricia Bedolla Zamora, pidió a las autoridades no minimizar el llamado de grupos de derecha y religiosos al odio y la segregación, como parte de su negativa a aceptar el matrimonio entre personas de un mismo sexo.
Al participar en el acto de protocolo en el que el gobernador Graco Ramírez firmó el decreto de la enmienda al artículo 120 de la Constitución, que modificó el concepto de matrimonio, Bedolla Zamora dijo que además de evidenciar la impunidad con la que han actuado en los últimos días, “es necesario concientizarnos y mirar el problema a partir de su significado social y político, estamos presenciando el llamamiento al odio y la segregación.
“La impunidad es una violencia institucional, en que por acción u omisión de las autoridades no se atiende debidamente a las víctimas, en este caso víctimas de discriminación.
“Cuando no hay sanción, la impunidad es uno de los factores que agrava y aumenta la violencia. Si esto que está sucediendo no lo paran ahora, se pueden llegar a generar crímenes de odio. No lo minimicemos”, advirtió y solicitó.
Ante los representantes de los tres poderes de gobierno hizo un recuento de las movilizaciones del clero y de representantes populares de derecha que han incluido una dosis de “declaraciones ofensivas, discriminatorias, violentando la ley sin pudor alguno, convocando al fanatismo homofóbico de la manera más violenta de la que pudieron ser capaces, cabildeando por “la familia natural”.
Todo, indicó, ante los ojos de las autoridades que no han tomado cartas en el asunto, aseguró.

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]